Agile la metodología más demandada

22 marzo, 2021

Los que os dedicáis o queréis dedicar al mundo del software os habréis dado cuenta que últimamente casi todas las empresas demandan haber trabajado o al menos conocer la metodología Agile. Vamos a situaros un poco en contexto para que entendáis por qué es importante conocer esta manera de trabajar. Empezaremos explicando antiguos métodos y sus problemas y como Agile los solventa.

 

EL CONTEXTO EN LOS PROYECTOS DIGITALES

No queda tan lejos y se podría decir que aún existen empresas que trabajan con un sistema piramidal. 

Sistema piramidal de trabajo

Sistema piramidal de trabajo

Este sistema consiste en que la persona que piensa la estrategia se encuentra en el top de la pirámide. A media altura tendríamos a los piensan como ejecutarla y en la base tendríamos a los que finalmente la realizan. ¿Creéis que este método es ágil? Las peticiones/dudas de los que ejecutan las órdenes deben pasar por diferentes cadenas mando antes de llegar a la persona que toma las decisiones. Así que se pierde mucho tiempo por el camino.

Por otro lado tenemos el trabajo en cascada. Este consiste en hacer una tarea después de la otra. Os ponemos un ejemplo ilustrativo para que entendáis de lo que hablamos.

casacada vs agile

Sistema de trabajo en casacada

Como podéis observar el trabajo parece llevar el orden que le corresponde, con más o menos tareas habituales. Se harían todos los wireframes, todo el diseño, todo el desarrollo,etc. Llegando a la fase de test, damos al cliente a probar el producto y hay algo que no le gusta. Así que volvemos atrás y reiniciamos todo el proceso para aplicar los cambios. Se hacen los wireframes, se hace el diseño, se desarrolla, etc. y se vuelve a pasar al cliente ¿Creéis que este método es ágil? El hecho de no mostrar el producto hasta el final y no involucrar al cliente hace que genere muchos más cambios. Son cambios que pedirá a posteriori y habrá que volver a hacer toda una cadena entera.

 

¿Qué propone la metodología Agile?

La metodología Agile propone un trabajo pluridisciplinar para poder hacer entregas de valor al cliente. La idea es que los proyectos se dividan en fases. En cada una de esas fases se trabajará todo un ciclo completo, como el que os mostrabamos en la imagen anterior, en el cual todas las partes se involucraran para aportar su conocimiento. Primero se dejaría cerrada la parte más importante y/o principal del producto y en los siguientes sprints(tiempos de trabajo) las partes más secundarias, luego las terciarias, etc. Lo importante de este proceso es que podamos entregar software funcional frecuentemente (entre dos semanas y dos meses), preferiblemente el periodo más corto.

¿Qué ganamos con Agile?

Para empezar ganamos satisfacción del cliente ya que conseguimos una entrega temprana y continua del producto. Se consigue una ventaja competitiva ya que se puede aceptar que los requisitos cambien durante el proceso.

Es muy importante cuando se trabaja con Agile asegurarse en el cierre de cada fase el correcto funcionamiento del software. La medida del progreso del proyecto dependerá de ese funcionamiento.

Si se es capaz de mantener un ritmo constante de forma indefinida se podrá llegar a un desarrollo sostenible. Es esencial maximizar la cantidad de trabajo no realizado para conseguir un mayor rendimiento del equipo del proyecto. En otras palabras, simplicidad a la hora de organizar las tareas.

La idea es que al final de cada sprint se puedan valorar las tareas realizadas y hacer una retrospectiva del trabajo. El equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo para a continuación ajustar y perfeccionar su comportamiento en consecuencia. También recordar que los responsables del negocio y los desarrolladores trabajan juntos en los proyectos. Algo muy importante para tener una visión global del proyecto en todo momento.

Sabemos que estas son solo unas pinceladas acerca de la metodología Agile pero esperamos que os hayáis podido hacer una pequeña idea de todas las ventajas que supone a la hora de trabajar y por qué es tan demandado por las empresas. Por eso nosotros incluimos formación Agile en nuestros cursos de Front-end y de .NET